Arquitectura Biofílica 1

Relación Exterior/Interior

Naturaleza en el Espacio.

He aquí el tercer capítulo de mi serie «El espacio en los Tiempos del Corona ». En la primera parte esbocé las transformaciones conceptuales que implica esta crisis y expuse las razones por las cuales, en mi opinión, representa una oportunidad para transformar nuestros espacios de vida. En la segunda entrega trasmití algunos puntos que me parecen importantes para poder aplicar estos cambios a nuestros espacios interiores: la relación exterior/interior, la flexibilidad de nuestros hogares, el simbolismo y el retorno a lo esencial. En este tercer capítulo y en el cuarto por venir, plantearé los principios de la Arquitectura Biofílica. En varios apartes temáticos, revelaré ciertos consejos para aplicar las nociones abordadas en los artículos anteriores: flexibilidad, relación espacio-tiempo y exterior-interior. Me centraré ahora en esta última noción.

                                                                                                                                               Singapore Airport

Imagen: Singapore Airport, Safdie Architects

Nuestra forma de vida se ha visto afectada drásticamente por la pandemia y los confinamientos. La relación exterior/interior, la luz natural, la ventilación y la naturaleza en nuestros hogares constituyen en mi opinión elementos esenciales para adaptar nuestras viviendas a dichos cambios. Nuestra sociedad trata de responder por todos sus medios a la contaminación y a la necesidad de verde. En oposición a este exceso de tecnología y de industrialización, hoy quisiéramos que la vegetación tuviese un lugar más importante en el corazón mismo de nuestras ciudades. A nivel urbano, un ejemplo es el «permiso de vegetación» propuesto por la ciudad de París: un proyecto participativo, en el cual la alcaldía promueve y proporciona los elementos necesarios para que la población plante y mantenga no sólo las jardineras de arterias y aceras, sino también en tejados, muros y fachadas.

Más allá de los espacios urbanos, la arquitectura incorpora con mayor fuerza la presencia de la naturaleza al interior, especialmente en las empresas, donde el bienestar de los empleados se ha convertido en un verdadero reto. En el campo laboral, los estudios demuestran que cuando se introducen plantas en el entorno del trabajo, la productividad aumenta en un 15%.

Así es como nace, en 1984,  la Arquitectura Biofílica Esta corriente, definida por el psicoanalista Erich Fromm (cambiar francés), tiene en cuenta lo vegetal, pero también otros elementos esenciales como el aire, el agua y la luz.  Pero también incorpora la noción de biomorfismo (formas inspiradas en la naturaleza) desde la etapa misma del diseño. La biofilia designa la conexión innata entre Hombre y Naturaleza, e integra de manera consciente lo natural en los espacios, ya sean de vivienda, de trabajo o de educación. Este vínculo es abordado a partir de dos ángulos diferentes: la naturaleza en sí misma y a través de analogías formales.

El grupo Interface afirma en su blog que “para el año 2050, el 66% del mundo desarrollado estará urbanizado. Dedicaremos aproximadamente 11 horas diarias a la tecnología y pasaremos hasta el 93% de nuestro tiempo en espacios interiores». Hoy se suman a esta realidad el teletrabajo y los confinamientos sucesivos. En su página web se exponen los «14 principios del Diseño Biofílico», publicado por el grupo Terrapin Bright Green. Este estudio, basado en la ciencia y en la psicología, agrupa la concepción biofílica en tres categorías (y 14 principios): Naturaleza en el Espacio, Analogías Naturales y Naturaleza del Espacio.

Les presentaré estos conceptos en dos artículos, en aras de aplicarlos en función de nuestros espacios interiores, de poder enfrentar nuestra situación actual y asumir los retos por venir.

Les presentaré estos conceptos en dos artículos, en aras de aplicarlos en función de nuestros espacios interiores, de poder enfrentar nuestra situación actual y asumir los retos por venir.

I. NATURALEZA EN EL ESPACIO

La Naturaleza en el Espacio se refiere a nuestra relación con el medio ambiente. Contiene siete principios que deberían aplicarse durante el proceso del diseño, o en su defecto, durante la remodelación de nuestro espacio actual. Se trata de crear interacciones multisensoriales, integrando físicamente la naturaleza a un espacio determinado. Para ello podemos introducir un contacto físico directo con ciertos sistemas naturales. Estos son los siete principios que componen esta categoría:

Imagen: Escultura Jacques Vieille

                                                                                                 

                               

  1. Relación visual con la naturaleza: visuales estimulantes sobre elementos naturales o sistemas vivos, muros o techos vegetalizados.
  2. Relación no visual con la naturaleza: interacciones visuales que estimulan nuestros otros sentidos (oído, tacto, olfato y gusto) para hacernos tomar conciencia de nuestra conexión con la naturaleza
  3. Estimulaciones sensoriales no rítmicas: Reproducción de estímulos sensoriales de la naturaleza provenientes de movimientos imprevisibles (oscilación de la hierba o de las hojas en el viento, ondulaciones en la superficie del agua, etc).
  4. Variabilidad térmica y renovación del aire: cambios sutiles de la temperatura, de la humedad, del flujo de aire que imitan ambientes naturales.
  5. Presencia del agua: verla, escucharla o tocarla.
  6. Luz dinámica y difusa: el uso de la sombra y la luz imitando las condiciones de iluminación o los ritmos circadianos naturales.
  7. Relación/conexión con los sistemas naturales: sensibilización a los procesos naturales, como los cambios estacionales.

Imagen: Pollinator Park, Vincent Callebaut Architectures

1. RELACIÓN VISUAL CON LA NATURALEZA

El primer principio es relativamente sencillo de aplicar. Se basa en diversos estudios que tienen por objeto determinar los efectos positivos inducidos por una visión directa sobre la naturaleza. Esto puede ayudarnos a reducir el estrés, estimular emociones positivas, mejorar la concentración e incluso ser un buen complemento en un proceso de curación.

Un espacio en conexión con la naturaleza nos hace tomar conciencia del tiempo (ver capítulos anteriores sobre la relación espacio-tiempo con las actividades que tienen lugar en casa), del clima y de la presencia del medio ambiente que nos rodea.

Ponerlo en práctica puede ser simple y económico o más complejo y costoso según lo que escojamos: plantas (de interior o en ventanas y balcones), acuarios, jardines en patios o muros y techos. Si podemos hacerlo, vistas sobre jardines o paisajes lejanos. A veces basta con reorganizar el mobiliario de nuestro espacio para darle prioridad a algunas visuales más que a otras: reorientar los sofás, los sillones, los escritorios. Algunos incluso van a introducir obras de arte de escenas naturales como fuente de enlaces oculares. Instalar papeles de colgadura con motivos inspirados en la naturaleza puede ser también un buen gesto a adoptar.

El objetivo de este principio es desviar la atención del individuo para aliviar la fatiga cognitiva. Está comprobado que las visuales hacia la naturaleza a través de nuestras ventanas serán más eficaces que los paisajes ficticios. En la ciudad, es más complicado, por ello en estos casos, una pantalla con imágenes naturales puede funcionar. «(…) Es mejor tener una naturaleza simulada o artificial para reducir el estrés que ningún vínculo visual en absoluto»

Es primordial tener en cuenta las perspectivas al diseñar el espacio o la ubicación del mobiliario. Sentados, deberíamos tener el menor número de obstáculos visuales posibles hacia los elementos naturales.

Imagen: The Deck House, Choo Gim Wha 

 

                                                

Ejemplos para aplicar el principio

De origen natural

• Circulación o cursos naturales de agua
• Vegetación, plantas
• Animales e insectos
• Fósiles

Simulado o Construído

• Circulación mecánica de agua
• Acuarios, estanques, cuencas
• Muros vegetales (interiores o exteriores en terrazas y jardines)
• Obras de arte alusivas a la naturaleza / papeles de colgadura
• Videos de paisajes naturales
• Terrazas, balcones, ventanas con vegetación abunda

Imagen: www.jardineriaenmonterrey.com

2. RELACIÓN NO-VISUAL CON LA NATURALEZA

Apelar a otros sentidos diferentes de la vista es una excelente manera de conectarnos con la naturaleza. Utilizar sonidos, olores, interpelar el tacto e incluso el gusto nos conectará con el medio ambiente, reduciendo al mismo tiempo el estrés. Podemos solicitar cada sentido por separado pero, para obtener mejores resultados se aconseja, en la medida de lo posible, estimular varios sentidos a la vez y de manera repetida. El principio de la relación no-visual con la Naturaleza es el resultado de varias investigaciones sobre los beneficios de lo natural para nuestra salud y bienestar.

Estimulaciones auditivas: después de un fuerte estrés psicológico, escuchar sonidos naturales, acelera la recuperación fisiológica y psicológica en un 37% con respecto a la exposición a sonidos urbanos.  También reduce la fatiga cognitiva y aumenta la motivación. Todos los sonidos de la naturaleza o de lugares tranquilos que nos transportan a otro lugar deberían ser tomados en consideración (ya sea a través de nuestras ventanas cuando es factible, o recrearlos artificialmente).

Estimulaciones Olfativas: los olores están ligados a nuestra memoria (recuerdos) y/o emociones, ya que es el cerebro quien procesa la información. Por ello, los aceites vegetales (y especialmente aquellos extraídos de especias naturales y de árboles) no sólo calman, sino que también tienen efectos positivos sobre el sistema inmunológico y la curación.

Estimulaciones Táctiles: la zooterapia (por compañía o por el contacto con los pelajes de los animales) tiene efectos notorios sobre ciertas patologías. La jardinería (o el contacto táctil con otros elementos naturales como el agua, por ejemplo), además de despertar en nosotros el deseo de preservar el medio ambiente puede, sobre todo en los niños, reducir la fatiga y preservar la flexibilidad de las articulaciones.

Estimulaciones Gustativas: La degustación, especialmente de plantas comestibles y hierbas, puede ser otra forma de crear vínculos con la naturaleza. Podemos plantarlos en nuestros jardines, balcones o ventanas.

Para atraer exitosamente nuestros sentidos, lo mejor sería establecer un solo elemento que estimule varios sentidos a la vez. Si es posible, los vínculos invisibles deben ser percibidos desde al menos un lugar y la exposición a dichos “activadores”, debería ser diaria y estimular nuestros sentidos de 5 a 20 minutos cada vez.

Imagen: www.arbrexperts.ch

                             

                                  

Ejemplos para aplicar el principio

De origen natural

• Hierbas y flores aromáticas. Difusores de aceites esenciales
• Canto de aves
• Agua que fluye
• Clima (lluvia, viento, granizo)
• Ventilación natural (ventanas, corrientes de aire)
• Materiales texturizados (piedra, madera, piel)
• Fuego crepitante/chimenea
• Zonas de sol
• Superficies calientes/frescas

Simulados o construídos

• Simulaciones digitales de sonidos naturales
• Extracción mecánica de esencias de plantas
• Tejidos y materiales altamente texturizados que imitan las texturas de materiales naturales, de pelajes de animales
• Instalación de agua audible y/o físicamente accesible
• Música con cualidades fractales
• Horticultura/jardinería, incluidas las plantas comestibles
• Animales de compañía
• Colmenas de abejas
• Colchones de agua
• Pantallas de estimulación táctil, cojines vibradores de texturas suaves y naturales, sillones de espuma
• Muros, alfombras o muebles con texturas que recuerdan aquellas de la naturaleza.
• Papel de colgadura texturizado
• Imágenes táctiles

Imagen: Plumage Tiles, Bottega Nove

3. ESTIMULACIÓN SENSORIAL NO RÍTMICA

La estimulación sensorial no rítmica alude a los estímulos sensoriales producidos por la naturaleza y derivados de los movimientos (de la hierba, de las hojas en el viento, de las ondulaciones del agua, etc.). Son conexiones aleatorias y efímeras, dejadas casi al azar. Es sobre este efecto que reside la diferencia de este principio con los dos precedentes: se trata de distracciones breves pero sorprendentes y energizantes.

Los llamados a nuestros sentidos deberían atraer discretamente nuestra atención y aliviar la fatiga (mental o física) o el estrés. En un entorno natural nuestros sentidos son constantemente interpelados por estímulos no rítmicos: “aves que cantan o vuelan, hojas que se mueven con el viento, un ligero olor a eucalipto en el aire. El entorno construido se ha convertido en un reino deliberadamente predecible. Incluso los jardines muy bien cuidados y la vegetación interior no tienen las cualidades necesarias para producir estímulos sensoriales no rítmicos».

Imagen: Roberto Ares

                   

                           

Ejemplos para aplicar el principio

De origen natural

  • Movimiento de las nubes: colocar el mobiliario dando prioridad a las visuales despejadas sobre el cielo (desde camas y sofás, por ejemplo)
  • Corrientes de aire (ventanas en muros opuestos. Si es necesario hacer juegos de aperturas en paredes para permitir que el aire circule.
  • El sonido de las hojas y las plantas
  • Goteos de agua
  • Movimiento de insectos y animales
  • Canto de pájaros
  • Flores, árboles y hierbas aromáticas

Simulados o construídos

  • Materiales o tejidos ondulados que se mueven o brillan con la luz o el viento
  • Reflejo del agua sobre una superficie
  • Luces o sombras que cambian con el movimiento o el clima
  • Sonidos naturales emitidos a intervalos impredecibles
  • Aceites vegetales extraídos mecánicamente

4. VARIABILIDAD TÉRMICA Y RENOVACIÓN DEL AIRE

Este principio se refiere a los cambios sutiles de temperatura, a los niveles de humedad y al flujo de aire que imitan aquellos presentes en los ambientes naturales. La comodidad térmica es subjetiva y varía de un individuo a otro. En ello reside la importancia de proporcionar la posibilidad de controlar las condiciones térmicas, (ya sea a través de controles individuales e independientes, o por el acceso a las condiciones ambientales variables). Esto se puede lograr mediante materiales de conductividad variable, diferentes niveles de calor solar o simplemente mediante la apertura de ventanas. También por un contraste de zonas de sol y sombra.

Para lograr la variabilidad térmica y la renovación del aire, es necesario implementar los materiales*, la iluminación y la ventilación mecánica, simulada o natural que lo permitan. La aplicación de este principio implica no sólo un diseño biofílico, sino también un diseño sostenible. Si el aire acondicionado, la ventilación y la calefacción se realizan de forma natural, o si pueden controlarse de forma individual y limitamos las pérdidas de calor, podemos reducir considerablemente las necesidades energéticas.

(*) Ejemplo de materiales que permiten un buen aislamiento térmico: poliestireno expandido o extruido, espuma de poliuretano, lana de roca o de vidrio, arcilla aislante, hormigón aligerado, vidrio celular, corcho negro aglomerado, fibra o viruta de madera, fibra de cáñamo, fibra de lino. Lo aconsejable es escogerlo en función de su comportamiento medioambiental (materiales renovables).

Imagen: www.dkfindout.com

                              

            

Ejemplos para aplicar el principio

De origen natural

  • Calor solar Sombras
  • Materiales con características reflexivas
  • Orientación de los espacios/del mobiliario
  • Vegetación estacional

Simulado o Construído

  • Estrategia de Hvac (Calefacción, ventilación y aire acondicionado)
  • Sistema de ventilación VPH (Ventilación Positiva Hidroregulada)
  • Paneles con control individual de cada sistema
  • Tratamiento de aislamiento de ventanas
  • Funcionamiento de las ventanas (diferentes posibilidades de apertura, con el fin de poder graduar la entrada de aire)
  • Ventilación cruzada
  • Orientación de los espacios y del mobiliario

Imagen: www.fotocommunity.fr   

5. PRESENCIA DEL AGUA

La presencia de agua enriquece la experiencia de un espacio a través de la vista, la audición o el tacto. La vivencia tendrá efectos relajantes e invitará a la contemplación, así como mejorará el estado de ánimo y permitirá el descanso cognitivo. Un pequeño objeto con agua puede ser suficiente para atraer la atención multisensorial. Según los estudios recopilados por el grupo Terrapin Bright Green, «las imágenes de la naturaleza que incluyen elementos acuáticos tienen más probabilidades de contribuir a reducir la presión arterial y la frecuencia cardíaca«.

Para su aplicación se aconseja introducir una experiencia multisensorial del agua en movimiento (evitar el agua estancada). Sin embargo, las instalaciones acuáticas suelen consumir una gran cantidad de agua y de energía. Debemos entonces reflexionar detenidamente antes de utilizarlas puntualmente. Las superficies reflectivas pueden ser una solución, ya que reducen el desperdicio de agua por evaporación y contribuyen a una experiencia biofílica.

Imagen: www.guide-de-survie.com

                                               

                             

Ejemplos para aplicar el principio

De origen natural

  • Ríos, cursos de agua, océanos, etc
  • Acceso visual a la lluvia que cae

Simulado o construído

  • Muro de agua
  • Cascada o fuente artificial
  • Acuario
  • Reflejos de agua (reales o simulados)
  • Imágenes y sonidos de agua
  • Cadenas en ventanas para aumentar el sonido de las gotas que caen en un recipiente

Imagen: www.affordablerainchains.com

6. ILUMINACIÓN DINÁMICA Y DIFUSA

Se trata de utilizar ingeniosamente la luz y la sombra para crear condiciones de iluminación o reproducir ritmos circadianos* similares a los presentes en la naturaleza.

Si implementamos la luz dinámica y difusa introducimos las nociones de tiempo y movimiento en el espacio. Mediante la aplicación de este principio vamos a atraer la atención del ojo para tener efectos positivos (psicológicos y fisiológicos) y mantener el funcionamiento del sistema circadiano.

Para aplicarlo es importante ser cautelosos y evitar excesos: ni una iluminación demasiado uniforme, ni demasiado deslumbrante o muy débil. También hay que tener en cuenta el lugar: la luminosidad de las entradas y pasillos, por ejemplo, no debería ser la misma que la de las oficinas, los dormitorios, la cocina, los baños o el salón. Terrapin Bright Green explica que el uso de diferentes capas de luz puede ser útil para crear diferentes ambientes. Así, “el alumbrado difuso a la vertical y en las superficies del techo, proporciona un contexto tranquilo a la escena visual. La iluminación acentuada y otras capas de fuentes luminosas crean interés y profundidad, mientras que la iluminación personalizada ofrece una flexibilidad localizada en intensidad y en una dirección precisa»

El movimiento de la luz y de las sombras, así como el hecho de variar las posibilidades para permitir fluctuar los colores y la intensidad, van a llevar al individuo a una experiencia más rica y cercana a la que se puede vivir cuando se está inmerso en la naturaleza.

(*) « Los ritmos circadianos regulan los cambios en las características físicas y mentales que ocurren en el transcurso de un día. La palabra circadiano significa «alrededor de un día». Proviene de las palabras latinas «circa» (alrededor) y «diem» (día) ». Fuente : https://espanol.nichd.nih.gov/salud/temas/sleep/informacion/circadianos  El reloj biológico del organismo controla la mayoría de los ritmos circadianos y las diferentes regiones del cerebro responden a la luz del día. 

Imagen: www.lacaserobinson.fr

                            

                                   

Ejemplos para aplicar el principio

De origen natural

  • Luz natural desde diferentes ángulos
  • Luz solar directa
  • Luz diurna y estacional
  • Iluminación del fuego
  • Luz de la luna y de las estrellas

Bioluminiscencias Simuladas o Construidas

  • Fuentes diversas de luz eléctrica de baja intensidad
  • Distribución ligera
  • Iluminación difusa en el techo y las muros (rayos de luz empotrados y escondidos)
  • Tratamiento de las ventanas que preservan la luz del día (o con persianas interiores o exteriores para controlar la entrada de la luminosidad)
  • Iluminación personal y auxiliar
  • Iluminación acentuada
  • Variadores/dimmers individuales para controlar las fuentes de luz
  • Ajuste del tono de la iluminación (luz más blanca durante el día y con poco azul en la noche)
  • Domótica*
  • Biombos, celosías o paneles japoneses

(*) Tecnología que permite ejercer el control y sistematización eléctrica y electrónica, con la finalidad de poder proporcionar un eficiente uso de la energía, así como aportar seguridad y comodidad. Este tipo de sistema permite la recolección de información a través de unos sensores que se encargan de procesar, transmitir y centralizar la información. El resultado son viviendas mucho más humanizadas, flexibles y multifuncionales. Fuente: https://conceptodefinicion.de/domotica/

7. RELACIÓN/CONEXIÓN CON LOS SISTEMAS NATURALES

El objetivo de este principio es hacernos tomar conciencia de la naturaleza para aprender a gestionar bien los ecosistemas. El factor del tiempo es un elemento clave para abordar este principio.

Al reproducir los cambios estacionales, por ejemplo, nos daremos cuenta de los ciclos de vida. Así, las hojas de un árbol en otoño tendrán una semántica diferente a su proceso de floración en primavera. El follaje de un ficus en nuestra sala, contrastará con una orquídea florecida en el borde de nuestra ventana.

También podemos crear una relación entre el individuo y el manejo del agua: ya sea a través de la evacuación o la recuperación del agua lluvia, o también mediante la regulación de la cantidad de agua utilizada durante las duchas o el lavado de la ropa.

Imagen: Cookfox Architects Studio, New York 

                                          

                                       

Ejemplos para aplicar el principio

De origen natural

  • Clima y meteorología: lluvia, granizo, nieve, viento, nubes, niebla, etc
  • Hidrología: precipitación, sequía, etc
  • Geología: fallas terrestres visibles, fósiles, dunas
  • Comportamiento de los animales: depredación, alimentación, apareamiento, hábitat
  • Polinización, crecimiento, envejecimiento y descomposición vegetal
  • Color e intensidad de la luz, sombra, etc
  • Cielo estrellado, ciclos lunares, alineaciones planetarias, eventos astronómicos
  • Tendencias estacionales: heladas, intensidad y color de la luz, ciclos de las plantas, migraciones animales, olores ambientales

Simulados o construídos

  • Sistemas de iluminación natural simulada (combinación luz blanca/amarilla/azul)
  • Hábitats silvestres
  • Juegos de agua
  • Pozos o tanques el para el almacenamiento del agua lluvia
  • Pátina natural de materiales (cuero, piedra, cobre, bronce, latón, madera)

Imagen: Jardín Botánico de Brooklyn, Weiss/Manfredi Architects

En el próximo episodio de mi serie "El Espacio en los Tiempos del Corona",

Analogías Naturales y Naturaleza del Espacio.
¡NO SE LO PIERDA!
Descubra todos mis proyectos de París a Bogotá
Todos los proyectos
Hablemos

Tomémonos un buen café colombiano y discutamos sobre su proyecto

Contacto
Todos los artículos

Editorial

Blog

Join the discussion 357 Comments

Leave a Reply

t :+ 33 6 32 40 80 48
75003 Paris

catacastrom@gmail.com